Phubbing: Los nuevos comportamientos sociales

mobiles-420342

Desde que en 2007 saltarán al mercado los Smartphone, y los teléfonos dejaran de ser útiles sólo para llamar. Han aparecido muchos comportamientos sociales nuevos. De tal forma que los teléfonos son un accesorio inolvidable junto a la cartera o las llaves, aunque seguramente volvamos a casa antes a por el móvil que a por la cartera.

La dependencia que desde entonces tenemos para éste aparato, ha hecho que surjan nuevos comportamientos sociales. Como los casos de accidentes de peatones, no por la poca atención que pongan los conductores sino, en este caso por la poca atención que ponen los peatones por estar mirando la pantalla del Smartphone.

Además, algo que cada vez llama menos la atención y no por eso haya dejado de ser una actitud maleducada, es prestar más atención al teléfono móvil que a la persona con la que estás en ese momento.

Este fenómeno se conoce como “phubbing” y viene de la fusión de Snubbing + Phone.

Y Snubbing significa despreciar, y phubbing, despreciar a la persona con la que estás por hacerle más caso a tu Smartphone.

Esta situación ha generado el surgimiento de plataformas “antiphubbing” como Stop Phubbing donde además de votar a favor o en contra de esta situación, te revela datos escalofriantes sobre esta situación. Como que el 87% de los adolescentes prefieren comunicarse a través del teléfono en vez de cara a cara.

La plataforma también te ayuda a enviar un mensaje a algún conocido que te haya hecho pasar por esta situación, explicándole cómo echas de menos cuando pasabais tiempo junto a la otra persona, sin estar mirando el teléfono.

phubbing

Y es que pasamos 2 horas y 32 minutos de media conectados a internet desde el teléfono móvil según el VI Estudio anual de Mobile Marketing IAB Spain.

Lo que significa que la dependencia de los teléfonos inteligentes es cada vez más fuerte, y nuestras actividades van cambiando y tomando una forma más digital.

 

El Smartphone es un miembro más de la familia


smartphone_familia

“El hombre es un ser social por naturaleza” Cuando Aristóteles dijo esto, era incapaz de suponer lo que los jóvenes del siglo XXI entienden con esta frase.

Hoy en día, el significado de ser “social” va más ligado al tiempo que dedicamos a las redes sociales que el tiempo que compartimos con la sociedad. Y es que el modo de ser social ha cambiado con las nuevas tecnologías. Hoy en día somos capaces de entrar en una cafetería y ver un grupo de adolescentes en una mesa, cada uno con su Smartphone realizando cualquier acción sin necesidad de hablar con sus compañeros de mesa.

Actuación que demuestra la gran dependencia que tenemos de nuestro teléfono móvil, aunque en parte, no sólo es un simple teléfono móvil, es mucho más. El 87% de los usuarios de teléfono móvil tiene Smartphone (según el último estudio del IAB).

Esto significa que es nuestra agenda, alarma, medio de comunicación con nuestros amigos, cámara, álbum de fotos, cartera de tarjetas, información del banco, radio, TV, incluso nuestro entretenimiento cuando empiezan los anuncios de la tele, y también nos ayuda en el proceso de decisión de compra (el 80% de los usuarios han buscado información sobre el producto que estaban comprando desde su Smartphone) y es que necesitamos socializar y compartir todo lo que nos sucede.

No desconectamos del Smartphone y todas sus funcionalidades porque dependemos de él para organizar, gestionar y socializar en nuestras vidas.

Por eso el Smartphone es un miembro más de la familia porque nunca olvidamos el teléfono en casa, es más, si lo hacemos somos capaces de volver a por él por no sentir esa sensación de desnudez el resto del día. El teléfono se ha convertido en un miembro imprescindible en nuestras vidas.