Fidelización Online y Offline

Fidelización Online:

Los compradores Online tienen muchos factores a su favor para comprar por medio de este canal: Cuándo, Cómo, Qué y Dónde se les antoje, sin tener que dar explicaciones a nadie. Es cómodo, lo pueden realizar desde cualquier lugar y cuentan con una variedad realmente increíble.

Debemos ofrecerle más de lo que esperan, ya que así se animarán a comprar/utilizar la plataforma más a menudo. Además, si están contentos con la experiencia recibida, es más fácil que se conviertan en embajadores de marca y lo compartan a sus amigos, familiares, etc… Aunque sea a través de comentarios en foros o redes sociales. Recordemos que el medio de comunicación que con más confianza cuenta en la actualidad, es el boca-oreja.

Para cumplir con nuestros objetivos, deberemos cumplir con la palabra que hemos dado a través de nuestros productos/servicios, ya que aunque algunos clientes no reclamen, esto creará un impacto negativo y habrá más posibilidades de que la próxima vez acudan a la competencia.

Y cuando haya problemas, tendremos que estar a la altura. Si cuando se comete un error lo admitimos y nos mostramos diligentes en buscar una solución rápida, seremos capaces de ganarnos de nuevo la confianza del cliente.

marketing_online-300x229

 Fidelización Offline:

Éste tipo de fidelización es “más compleja” ya que se trata de una fidelización más dura al tener más variables que pueden llegar a influir en la experiencia de nuestros clientes. El comprador en éste caso ve, siente, experimenta… pero al final cuenta con que habrá alguien que le atenderá en caso de duda, reduciendo así la posible desconfianza que muchos de los consumidores aún presentan a la compra Online por los posibles fraudes que pueden suceder o los posibles fallos desde que el producto sale de la fábrica, hasta que llega a su casa.

programa_de_fidelizacion

La necesaria tarea de fidelizar

Fidelizar es una tarea compleja y continua ya que conlleva Contacto, preocupación y confianza.

loyalty_program

Se trata de conseguir una relación estable y duradera con los clientes finales de los productos que se venden. Para ello un buen plan de fidelización debe mostrar las 3 “C´s”: Captar, convencer y conservar.

Para ello, el fin de la fidelización es el de conseguir que un público determinado, generalmente el que más nos interesa como empresa, permanezca fiel a la compra de un producto concreto, o nuestra marca, de una forma continua y periódica sobre el resto de competidores.

Por ello el disponer de un programa de fidelización refuerza y contribuye al desarrollo y consolidación de las marcas, y puede ser un elemento decisivo para la decisión final de compra del cliente.

Algo que debemos tener en cuenta es que cuantos menos trámites deba hacer el usuario para la fidelización, mucho mejor. Así no se aburrirán al tener que completar un extenso formulario y con ello dar más información de lo que consideran necesario que la empresa tenga conocimiento. Esto será perjudicial para nosotros, ya que no lograremos que se fidelicen a nuestras tarjetas si es así.

images

Lo que intentamos transmitir es que no hay ni trampa ni cartón. Éste debe de ser uno de los pilares fundamentales ya que si damos una publicidad o imagen engañosa eso será perjudicial para la empresa y los usuarios se sentirán engañados con nuestro producto. Por lo tanto se trata de CUMPLIR con las expectativas del cliente.

Si realmente conseguimos fidelizar, no necesitaremos retener a los usuarios ya que estarán contentos con lo que reciben por parte de nuestra empresa y nuestra función será la de seguir en la misma línea con la que se ha estado trabajando hasta el momento. Por supuesto, sin olvidarnos de seguir atentos a lo deseos y necesidades  que nuestros clientes puedan ir teniendo o variando en un momento determinado.

Hoy día, la fidelización de clientes no entiende de fronteras. Estamos ante un gran potencial accesible gracias a las nuevas herramientas y las nuevas tecnologías.