¿Marketing relacional?

Se trata de un cambio en la orientación estratégica de marketing, que va desde la búsqueda por captar clientes a la búsqueda de su satisfacción integral a largo plazo. Su fin es establecer y mantener relaciones duraderas y rentables con los clientes.

El marketing relacional es el proceso de identificar, establecer, mantener, reforzar y, de ser necesario, terminar las relaciones con los clientes, de tal forma en la que los objetivos sean logrados. Con ello se busca entablar una relación con el cliente de forma duradera, lo que contribuye a que los consumidores que estén satisfechos regresarán a esa empresa ya que los habrá tratado bien.

5.1

Así si en un futuro tienen que comprar algo y saben que la tienda que le ha tratado así de bien dispone del producto no dudarán en acudir como primera opción a ésta. Por todo ésto debemos de tener en cuenta:

  1. Identificación del cliente: Es importante conocer bien a nuestros clientes. Identificar sus preferencias, comportamiento y cualidades para poder iniciar una relación duradera con él.
  2. Diferenciación de los clientes: Cada cliente es diferente y tiene un valor determinado para la organización y eso es según:

-Frecuencia de compra.

– Cantidad de la compra.

– Fecha de la última compra.

3. Interacción con los clientes: segmentar a los clientes según su rentabilidad ya que así permite reducir los costos de transacción y relación con aquellos que están por debajo de los niveles adecuados.

blog-isra-mediapost-marketing-relacional-un-mundo-conectado2

Todo esto se logra gracias a entregar productos y servicios de alta calidad a precios justos. Cada vez más la competencia se produce entre redes de empresas y gana más la empresa que está situada en la mejor red de colaboración.

En más ocasiones de las deseadas las organizaciones tienden a infravalorar el potencial de sus ” ya clientes”. La clave está en analizar la relación con el cliente como un todo, no como un conjunto de transacciones no interrelacionales.